Una fotografía no se toma, se hace   Ansel Adams